Pais

Lunes 24 de agosto de 2015

Elecciones 2015: el Frente para la Victoria ganó en Tucumán con el 54,42%

Con el 81,55% de las mesas escrutadas, el candidato del Frente para la Victoria se impuso a José Cano, quien contaba con el apoyo de todo el arco opositor.

Compartir en

“Vieron venir el resultado y abrieron el paraguas” aseguró el gobernador de la provincia de Buenos Aires y candidato a la presidencia de la Nación por el Frente para la Victoria, Daniel Scioli, apenas llegado a Tucumán para acompañar a Juan Manzur en el escrutinio. Scioli se refería así al mismo escenario que se vivió en el marco de las PASO nacionales dos semanas atrás y que comenzaba a configurarse en esa provincia aun desde antes de que se conocieran los primeros resultados oficiales: el oficialismo se adjudicaba la victoria mientras que la oposición aprovechaba las cámaras de los medios nacionales para denunciar fraude.

Lo cierto es que la jornada electoral en Tucumán no estuvo exenta de incidentes. La quema de urnas en la localidad de Sargento Moya temprano estuvo seguida luego de enfrentamientos entre militantes en San Miguel y La Florida que empañaron la jornada electoral.

A pesar de ello no hubo lugar para las sorpresas. En un escenario muy polarizado el ex ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, se convirtió este domingo en el gobernador electo de Tucumán. De esta manera el Frente para la Victoria se anotó un nuevo triunfo en el camino hacia las Presidenciales del próximo 25 de octubre.

Con el 81,38% de las mesas escrutadas Manzur cosechó el 54,42% frente al 40,75% que obtuvo el diputado nacional José Cano que había logrado alinear detrás de su candidatura al radicalismo, el macrismo y el massismo. La confluencia de la mayor parte de la oposición en un mismo espacio político no alcanzó para vencer al oficialismo en Tucumán.

En un muy relegado tercer puesto quedó Ricardo Bussi (Fuerza Republicana), el hijo del varias veces condenado por delitos de lesa humanidad y ya fallecido represor de la dictadura militar Antonio Domingo Bussi, con el 3,17%.

Muy atrás quedaron los otros cuatro candidatos que pelearon por la gobernación. Osvaldo Cirnigliaro del Partido Laborista de la Independencia obtuvo el 0,35% de los votos, Mario Koltan de Unión y Progreso Social cosechó el 0,26%, Gumercindo Parajón de la Alianza Alternativa Popular apenas obtuvo el 0,48% de los sufragios mientras que Daniel Blanco del Frente de Izquierda y los Trabajadores recabó el 0,62% de los votos.

De esta manera Tucumán ratificó la tendencia que se viene registrando desde los comicios en Salta que dieron inicio al cargado calendario electoral 2015 y que marcan una clara preponderancia del electorado por apostar por la continuidad frente a la posibilidad del cambio.

Los resultados de los comicios celebrados en Salta, Neuquén, Río Negro, Santa fe, Chaco, Ciudad de Buenos Aires, Córdoba, La Rioja y ahora también Tucumán evidencian el buen momento de los oficialismos locales. Hasta el momento sólo dos distritos, Mendoza y Tierra del Fuego cambiaron de signo político.

La jornada electoral registró un alto nivel de participación. Más del 80% del más del 1,1 millón de tucumanos que estaban en condiciones de votar acudieron a las urnas este domingo para hacerlo en unos comicios en los que además de definir quien se haría cargo del Ejecutivo provincial hasta 2019, se pusieron en juego 49 bancas en la Legislatura provincial, 19 intendencias, 184 concejalías y 93 comisionados rurales.