Pais

Miércoles 29 de abril de 2015

El PRO también cuestionó a la Justicia por la falta de recursos para combatir los delitos

Horacio Rodríguez Larreta cuestionó a los jueces por el incendio en el taller clandestino de Flores.

Compartir en

El jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, aseguró este miércoles que la denuncia de la existencia del taller textil clandestino ubicado en el barrio de Flores, donde el lunes fallecieron dos niños tras un incendio, fue hecha ante una fiscalía, y que sin orden de la Justicia, la Ciudad “no puede hacer nada”.

De esa forma buscó desligarse de la responsabilidad sobre lo ocurrido, que le endilgan organizaciones sociales y políticas que combaten la trata de personas y esclavitud en talleres clandestinos. Desde la Fundación La Alameda habían asegurado que existía -desde septiembre de 2014- una denuncia en la que identificaron decenas de talleres entre los que estaba el de Páez 2796 donde murieron los dos niños.

Nota Relacionada: “La comisaría 50 pasaba la gorra en el taller clandestino donde murieron dos nenes”
“Salvo que el fiscal nos pida que hagamos algo, no podemos hacer nada. Sólo nos hizo una pregunta, y fue si este lugar tenía habilitación. Le dijimos que no, y listo”, señaló a radio Latina el ganador de la interna del PRO para buscar suceder a Mauricio Macri en la Ciudad.

El cuestionamiento a la Justicia es el mismo recurso que empleó la mandataria nacional, Cristina Kirchner, cuando durante la Cadena Nacional del martes pidió a referentes judiciales -por Ricardo Lorenzetti- que abandonen “los discursos” y provean de recursos a los jueces para que combatan el narcotráfico.

El martes también, Larreta había afirmado que la Ciudad no había recibido denuncias por el local ubicado en Páez 2796, donde murieron los dos niños, pero había sido cruzado por Gustavo Vera -legislador y director de La Alameda- que mostró la denuncia realizada en septiembre ante la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex).