Mundo

Lunes 05 de octubre de 2015

El Papa se puso firme: “El Sínodo no es un parlamento donde se negocia ni un museo”

El Sumo Pontífice advirtió a los obispos en Roma sobre sus opiniones personales y prejuicios. En la previa, defendió a la familia como "el amor entre el hombre y la mujer".

Compartir en

En el marco del inicio del Sínodo de Obispos que se realiza en Roma, el papa Francisco advirtió que esa reunión “no es un parlamento donde hay que negociar, pactar o llegar a compromisos”.
Francisco expuso este lunes ante los 270 “padres sinodales” que hasta el 25 de octubre debatirán sobre en la XIV Asamblea Ordinaria del Sínodo de Obispos sobre “la vocación y la misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo”.

Además, al dar inicio a las sesiones que culminarán con un documento sobre el que el Papa tendrá la última palabra, Francisco les recordó que se deben abrir al “Espíritu Santo” por el bien de la Iglesia y “dejar de lado” opiniones personales o prejuicios.

Desde este lunes 270 religiosos de los cinco continentes participan con derecho a voto en la Asamblea del Sínodo que tratará un temario sobre la familia recogido por el Vaticano en base a consultas a Iglesias de todo el mundo, además de otros casi 50 religiosos que participarán de los debates.

El rector de la Universidad Católica Argentina Víctor Manuel Fernández fue designado por el Santo Padre como uno de los responsables de la elaboración del documento final que tras reunir los ejes centrales de las discusiones de los “padres sinodales” será puesto a votación el sábado 24 de octubre.

Entre los participantes sinodales estarán, entre otros, el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Poli; el titular de la Conferencia Episcopal, José María Arancedo; y el presidente de la Comisión Episcopal de Laicos y Familia, Pedro María Laxague.

En la previa del Sínodo, Francisco defendido a la familia como “el amor entre el hombre y la mujer”, al tiempo que criticó el “mundo globalizado” en el que los jóvenes son “víctimas de la cultura del consumo, del usar y tirar, y de la cultura del descarte”.

“Las lecturas bíblicas de este domingo parecen elegidas a propósito para el acontecimiento de gracia que la Iglesia está viviendo, es decir, la Asamblea Ordinaria del Sínodo de los Obispos sobre el tema de la familia que se inaugura con esta celebración eucarística”, resaltó el Santo Padre el pasado domingo durante la misa con la que dio inicio a la XIV Asamblea Ordinaria del Sínodo de Obispos que se desarrolla en el Vaticano.