Pais

Martes 26 de mayo de 2015

El juez Claudio Bonadio citó a Lázaro Báez para que ratifique su denuncia contra Mariana Zuvic

El juez le dio 72 horas al empresario para que se presente en Comodoro Py y respalde su acusación contra la dirigente opositora santacruceña.

Compartir en

El 18 de mayo pasado, el empresario kirchnerista Lázaro Báez denunció a Mariana Zuvic, quien preside la Coalición Cívica-ARI en la provincia de Santa Cruz. La denuncia firmada por Gabriel Gandolfo y Nicolás Guzmán, los abogados que en nombre del penalista Pablo Medrano representan a Báez ante la Justicia federal, acusaba a Zuvic por los delitos de “falsa denuncia, falsificación de documento y uso de documento falso”. La presentación fue una respuesta de Báez a una denuncia que Zuvic hizo ante el fiscal federal Guillermo Marijuán, quien junto al juez Sebastián Casanello investiga a Báez por lavado de activos en el caso conocido como “La ruta del dinero K”.

Zuvic había presentado el 9 de abril pasado ante Marijuán una serie de documentos y acusó a Báez de desviar dinero que tenía como objeto realizar obra pública para comprar una flota de autos y unas 25 estancias. En esa denuncia Zuvic aportó varios documentos, entre ellos un registro de vuelos en los que aparecen personajes como Leonardo Fariña -valijero preso- como pasajeros de aviones propiedad de Báez.

Más de un mes después de la presentación de Zuvic ante el fiscal Marijuán, Báez contraatacó e hizo una denuncia que, por sorteo, cayó en el juzgado a cargo de Claudio Bonadio. Es el mismo juez que, en el expediente judicial que más preocupa al kirchnerismo, investiga por lavado de dinero a Báez y a la empresa Hotesur con la que se maneja el exitoso negocio hotelero de la familia presidencial.

santacruceña
Facebook
Twitter
Linkedin
Google
E-mail
Imprimir
Crédito: NA
El 18 de mayo pasado, el empresario kirchnerista Lázaro Báez denunció a Mariana Zuvic, quien preside la Coalición Cívica-ARI en la provincia de Santa Cruz. La denuncia firmada por Gabriel Gandolfo y Nicolás Guzmán, los abogados que en nombre del penalista Pablo Medrano representan a Báez ante la Justicia federal, acusaba a Zuvic por los delitos de “falsa denuncia, falsificación de documento y uso de documento falso”. La presentación fue una respuesta de Báez a una denuncia que Zuvic hizo ante el fiscal federal Guillermo Marijuán, quien junto al juez Sebastián Casanello investiga a Báez por lavado de activos en el caso conocido como “La ruta del dinero K”.

Zuvic había presentado el 9 de abril pasado ante Marijuán una serie de documentos y acusó a Báez de desviar dinero que tenía como objeto realizar obra pública para comprar una flota de autos y unas 25 estancias. En esa denuncia Zuvic aportó varios documentos, entre ellos un registro de vuelos en los que aparecen personajes como Leonardo Fariña -valijero preso- como pasajeros de aviones propiedad de Báez.

Más de un mes después de la presentación de Zuvic ante el fiscal Marijuán, Báez contraatacó e hizo una denuncia que, por sorteo, cayó en el juzgado a cargo de Claudio Bonadio. Es el mismo juez que, en el expediente judicial que más preocupa al kirchnerismo, investiga por lavado de dinero a Báez y a la empresa Hotesur con la que se maneja el exitoso negocio hotelero de la familia presidencial.

BÁEZ ASEGURÓ QUE ES FALSO UN SUPUESTO REGISTRO DE VUELOS DE SUS AVIONES QUE MUESTRA A PASAJEROS COMO FARIÑA

En su presentación, Báez señaló que la documentación de los vuelos aportada por Zuvic es falsa. La denuncia de Báez –firmada por sus abogados– señala: “Entre esa documentación que dice haber recibido, concretamente,… , un supuesto ‘Registro de Aeronaves y Pasajeros de vuelos no regulares’. La señora Zuvic dice que: ‘[A] los efectos de contribuir con la investigación que se lleva adelante, acompaño copia del Registro de Aeronaves y Pasajeros de vuelos no regulares’, que demostraría la vinculación entre ciertas personas y nuestro mandante (Báez), a partir de la realización conjunta de viajes en avión. Sin embargo, lo que acompañó Zuvic como ‘prueba’ de sus manifestaciones es una planilla que no sabemos quién confeccionó pero que no duda en calificar de ‘documentación’, dotándola –a través de sus calibradas manifestaciones– de apariencia oficial. Tanto que a partir de esa planilla extrae una serie de conclusiones, cuando afirma que: ‘De dicha documentación se desprende que…’. En realidad, se trata de una trampa. Ello así porque ese documento aparece certificado mediante la firma de un letrado (lo cual le da apariencia de autenticidad, circunstancia que nos llevará más adelante a pedir una medida de prueba) y porque contiene información presumiblemente falsa, que es lo que deberá ser objeto de investigación en esta causa. Lo que ocurre es que a la señora Zuvic no le interesaba presentar un documento verdadero”.

Bonadio, según fuentes judiciales, citó el viernes pasado a Báez para que ratifique personalmente la denuncia. Y le dio 72 horas de plazo para hacerlo.