Mundo

Jueves 21 de mayo de 2015

El Estado Islámico alardea tras la toma de Palmira: “Que disfruten de la masacre”

Después de la caída de la ciudad, Patrimonio de la Humanidad, las cuentas de los yihadistas comparten sangrientas imágenes celebrando los avances del grupo en Siria e Irak.

Compartir en

Las cuentas de Twitter de los yihadistas que apoyan al Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) estallan este jueves celebrando la toma de Palmira, una ciudad que tiene algunas de las ruinas históricas más preciadas del planeta y que se teme que sean destruidas por las hordas de hombres de negro.

Pero además de compartir videos de celebración en otras ciudades, también han comenzado a aparecer las primeras imágenes de las ejecuciones que han llevado adelante los terroristas al entrar en la ciudad.

En una de las cuentas se puede leer: “Que disfrute de la masacre shabiha Assad”, junto a una imagen de ocho cuerpos, algunos de ellos, decapitados, en una avenida principal. El término shabiha define a las fuerzas paramilitares que utilizaba o utiliza el gobierno alawita para ejecutar operaciones “sucias” contra opositores.

Según otros rumores, los internos habían sido liberados en las horas previas a la caída, mientras que otros afirman que fueron obligados a combatir contra el ISIS a la par de los oficiales gubernamentales, que no tenían ya suficiente personal para resistir a las milicias yihadistas.

Por otro lado se reportan múltiples persecuciones por la ruta que lleva desde Palmira a Damasco, camino que habrían tomado los sobrevivientes del Ejército regular del dictador, que huyen hacia la capital del país buscando refugio.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos precisó que los radicales dominan 95.000 kilómetros cuadrados de Siria, más del 50% del territorio, y están presentes en nueve provincias: Homs, Al Raqa, Deir al Zur, Al Hasaka, Hama, Alepo, Damasco, Rif Damasco y Sueida.

De esta manera, los extremistas se extienden de Este a Oeste por una área que va desde el sur del monte Abdelaziz y el pueblo de Al Hul, en Al Hasaka (noreste), hasta la periferia de Marea, en Alepo (noroeste), pasando por casi toda Deir al Zur y Al Raqqa (noreste) y el desierto central sirio.

Hacia el sur, los yihadistas controlan zonas al este de Damasco, así como partes del campo de refugiados palestinos de Al Yarmuk y del distrito de Hayar al Asuad, al sur de la capital, y puntos del norte de Sueida (sur). Además, en la provincia meridional de Deraa, hay grupos que se sospecha que son leales al ISIS.