Pais

Jueves 25 de junio de 2015

El dólar libre no se detiene: avanza siete centavos y se vende a $13,72 en la City

La divisa vuelve a valores similares a los de enero, en un mercado reducido por temor a controles.

Compartir en

La tendencia alcista parece no abandonar al dólar libre. Con cuatro jornadas consecutivas de fuertes subas, la divisa opera con un avance de siete centavos y se vende a $13,72 en la City, volviendo a niveles similares de principio de enero. Con todo, el dólar blue se acerca cada vez más a la barrera de los 14 pesos, el valor para la venta con el que había finalizado el 2014.

En lo que va de la semana, la divisa saltó 70 centavos y marca así uno de los avances más importantes de 2015. Como el dólar libre comenzó el año a $14,05 para la venta, la divisa retrocedió un 2,5% en los primeros seis meses, aunque con esta fuerte suba recorta un retroceso que llegó a superar el 10 por ciento.

El dólar oficial, por su parte, cotiza estable a $9,13 para la venta, de acuerdo al promedio de entidades bancarias que publica el Banco Central (BCRA). El organismo presidido por Alejandro Vanoli continúa con las minidevaluaciones mensuales, y este mecanismo amplía la brecha cambiaria a más del 50% entre el blue y el oficial.

En la plaza mayorista o interbancaria, donde interviene la autoridad monetaria con operaciones de regulación de liquidez, el dólar se pacta con una leve suba, a 9,075 pesos. En la jornada de ayer, el BCRA finalizó con un saldo comprador de u$s20 millones.

El “contado con liquidación” avanza tres centavos y se vende a 12,42 pesos. Esta operatoria consiste en comprar acciones argentinas en pesos en el mercado local para venderlos en el exterior. Esos dólares quedan depositados fuera del país, pero por tratarse de operaciones de fuga de capitales cursadas a través de activos y no de divisas, no representan una pérdida de reservas para el BCRA.

El dólar “Bolsa” o MEP (Medio Electrónico de Pagos) avanza 16 centavos y opera con una paridad de 12,59 pesos a través de la compra con pesos de bonos en el mercado local, para ser vendidos en un plazo no inferior a las 72 horas en el exterior, a cambio de dólares que quedan depositados en el país.