Mundo

Lunes 21 de septiembre de 2015

EEUU discute en Alemania una posible coordinación militar con Rusia contra el EI en Siria

John Kerry viajó a Berlín para discutir una posible cooperación militar entre Washington -y las potencias europeas- y Moscú contra la milicia extremista del Estado Islámico (EI) dentro de la guerra civil siria.

Compartir en

Kerry llegó a la capital alemana procedente de Londres, donde ya había adelantado su propuesta de que Rusia e Irán colaboren en una transición política en Siria, lo que para Estados Unidos significa una salida, inmediata o gradual, del presidente Bashar al Assad del poder en Damasco.

“Hay movimiento, por fin, en la crisis de Siria. Me satisface que Washington y Moscú no hablen en paralelo, sino entre sí de la situación en Siria”, celebró el canciller alemán, Frank-Walter Steinmeier, en diálogo con el diario dominical Bild am Sonntag, citado por la agencia de noticias EFE.

Según este medio alemán, los contactos entre Washington y Moscú ya comenzaron, pese a que el Kremlin sigue firme en su apoyo público al gobierno de Al Assad frente a la heterogénea resistencia armada que desde hace más de cuatro años intenta derrocar al mandatario en una cruenta guerra civil ya forzó a escapar de sus casas a más de la mitad de la población.

Desde el principio del conflicto sirio, Estados Unidos y las potencias europeas apoyaron abiertamente a la oposición laica, mientras que Damasco y Moscú los acusaron y a Turquía y a las monarquías del Golfo Pérsico de financiar y armar a la insurgencia islamista radical.

Con el pasar de los años, el llamado Ejército Sirio Libre y el denominado gobierno sirio laico en el exilio, los dos aliados de las potencias occidentales, fueron perdiendo fuerzas a manos de la insurgencia armada islamista, incluido el extremista EI.

Desde hace más de un año Estados Unidos y sus socios regionales y mundiales bombardean las posiciones del EI en Irak y en el norte de Siria. Sin embargo, la estrategia de Washington contra Al Assad parece desdibujada.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, una organización pro opositora con sede en Londres, informó hoy que unos 75 combatientes opositores sirios entrenados por Estados Unidos, reingresaron al territorio para pelear contra el EI, según EFE.

Hace unos meses, Washington había hecho lo mismo, pero el contingente recién entrenado fue emboscado el primer día que piso territorio sirio y la mayoría de los combatientes fueron asesinados o secuestrados.

Recientemente el Pentágono reconoció ante el Congreso estadounidense que apenas 4 ó 5 de estos milicianos entrenados siguen activos dentro de Siria.

Washington había prometido entrenar a unos 5.000 combatientes opositores sirios, pero hace poco reconoció que no podrá hacerlo. Actualmente sólo están entrenando a 200 milicianos.

En total, el Congreso estadounidense aprobó un presupuesto de 500 millones de dólares para este proyecto militar.

Mientras tanto, dentro de Siria, hoy comenzó un alto el fuego temporal en dos pueblos de la provincia de Idleb, en el noroeste del país, controlados por el gobierno, y el pueblo de Zabadani, una de las últimas localidades de la zona fronteriza con Líbano que aún controlan los insurgentes islamistas.

Según el Observatorio, la tregua se impuso después de dos días de fuertes combates que dejaron al 74 milicianos islamistas y 40 soldados sirios muertos.

No es la primera vez que se pactan este tipo de cese de fuegos temporales y restringidos a algunos grupos en ciertos frentes de batalla.

En agosto pasado el Ejército y grupos insurgentes aprobaron una tregua para cuatro localidades que habían sido asediadas y devastadas por constantes ataques y combates. Sin embargo, la tregua rápidamente fracasó cuando ninguno de los dos bandos la cumplió.

La guerra civil en Siria ya dejó más de 240.000 muertos, de los cuales casi 72.000 eran civiles, según el último balance publicado por el Observatorio.