Mundo

Viernes 10 de julio de 2015

Día crítico para Grecia: el Parlamento local y los acreedores europeos estudian reformas

Compartir en

El primer ministro griego Alexis Tsipras exhortó hoy a los diputados de su partido a respaldar su proyecto de reformas con la esperanza de obtener un nuevo plan de rescate de emergencia de unos 53.500 millones de euros para sacar al país de la asfixia financiera y evitar un Grexit.

Tsipras reiteró que el partido, Syriza, “no tiene ningún mandato para una Grexit”, una salida de Grecia del euro. “Nos encontramos frente a decisiones cruciales”, indicó.

“Tenemos un mandato para obtener un acuerdo mejor respecto al ultimátum que el Eurogrupo nos había impuesto, no tenemos un mandato para llevar a Grecia fuera de la zona euro”.

“Iremos todos juntos hacia adelante o caeremos todos juntos”, sostuvo.

El plan incluye una reforma del sistema de jubilación, un cronograma de privatizaciones, un aumento de impuestos a las compañías navieras, aumento del IVA a restaurantes y el fin de las exenciones impositivas a las islas. A cambio, Grecia pide 53.500 millones de euros para tener sus obligaciones de deuda cubiertas.

El Parlamento griego se pronunciará hoy sobre las propuestas del Poder Ejecutivo griego. La coalición de izquierda radical Syriza, el partido de Tsipras, se había opuesto. Hoy, el primer ministro pidió “permanecer unidos y firmes ante estas importantes decisiones”.

Aunque el Legislativo griego apruebe el plan, aún queda por ver cómo reaccionarán ante estas propuestas los propios acreedores de Grecia: el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Central Europeo (BCE) y la Comisión Europea (CE).

“Las tres instituciones están analizando estas propuestas para enviar su valoración al Eurogrupo antes de que termine el día”, indicó el Maragaritis Schinas, vocero de la CE.

Esta “valoración” la harán Jean-Claude Juncker, de la CE, Mario Draghi, del BCE; Jeroen Dijsselbloem, del Eurogrupo, y Christine Lagarde, del FMI, en una conferencia telefónica prevista a las 11 GMT

El calendario. Según el calendario previsto el martes en la cumbre de líderes europeos, las propuestas presentadas por Tsipras debían ser “inmediatamente” estudiadas por dos de sus acreedores (el BCE y la CE). Las conclusiones serán presentadas mañana a los ministros de Finanzas de la zona euro. Pasado mañana, en Bruselas, habrá una nueva cumbre extraordinaria de los 28 países de Unión Europea (UE).

La deuda. El gobierno de izquierda radical de Tsipras, que llegó al poder en enero pasado con la promesa de evitar que su país fuera sometido a nuevas medidas de austeridad, reclama una reducción de la enorme deuda, que se eleva a 320.000 millones de euros, es decir, 180% del PBI del país. En desacuerdo con el actual gobierno griego sobre el conjunto de su política, el FMI reconoció en los últimos días la necesidad de ese recorte.