Mundo

Lunes 23 de febrero de 2015

Desesperada búsqueda de tres adolescentes británicas que habrían viajado a Siria para unirse al EI

"Son inteligentes, pero jóvenes, y se dejan convencer fácilmente", aseguraron los familiares de las chicas de 15 y 16 años que están siendo buscadas desde el martes pasado.

Compartir en

“Por favor. Piénsenlo bien. No vayan a Siria. No podemos parar de llorar”, aseguraron en la televisión inglesa los padres de tres adolescentes británicas que se encuentran desaparecidas desde el martes pasado y que habrían viajado a Siria para unirse al grupo extremista Estado Islámico.

Las tres chicas desaparecieron de sus casas el martes pasado sin aviso. Según las autoridades Shamima Begum y Amira Abase, ambas de 15 años, y Kadiza Sultana, de 16, viajaron el martes pasado a Turquía luego de haber sido supuestamente adoctrinadas para convertirse en yihadistas.

Las familias de las adolescentes británicas pidieron este fin de semana en mensajes públicos por el regreso de las jóvenes. Además, acusaron a los servicios secretos y de seguridad británicos por no haber hecho suficiente para impedir que las niñas abandonaran el país.

En tanto, un equipo de policías de Scotland Yard viajó esta semana a Turquía para hallar a las chicas y trabaja en conjunto con la fuerza de seguridad turca.

Las tres jóvenes estudiaban en el colegio secundario Bethnal Green Academy del este de Londres y engañaron a sus padres al decirles que regresarían a casa en pocas horas.

Las tres mujeres habrían sido adoctrinadas por la británica Aqsa Mahmood, quien abandonó Glasgow en 2013 con destino a Siria para casarse con un yihadista del EI.

De acuerdo al abogado de la familia Mahmood, la cuenta de Twitter de Aqsa había sido monitoreada por la Policía desde que abandonó el Reino Unido, y por lo tanto los detectives sabían que estaba en contacto con las tres adolescentes.

La hermana de Shamima, Renu Begum, dijo que las tres adolescentes son “jóvenes y vulnerables”, y agregó que aquellos que trataron de persuadirlas para viajar a Siria “hicieron algo cruel y malvado”.

“No queremos que ella haga nada estúpido. Es una chica inteligente, pero muy joven. Y las mentes jóvenes se dejan convencer fácilmente. Sólo queremos que regrese a casa”, dijo Renu.

Por su parte, el padre de Amira, Abase Hussen, afirmó en un mensaje dado a conocer hoy: “Pedimos para que Amira regrese a casa. Te extrañamos, no podemos dejar de llorar. Por favor, piensa dos veces antes de hacer algo. No vayas a Siria”.

Al menos un millar de británicos musulmanes abandonaron Gran Bretaña en los últimos meses para trasladarse a Siria e Irak, y de esa forma sumarse a las filas yihadistas del Estado Islámico. Incluso, la policía habla de una ola creciente de mujeres interesadas en unirse al grupo.