Deportes

Viernes 27 de marzo de 2015

Del Potro perdió en el Masters 1000 de Miami

Fue 6-4 y 7-6 (9-7) ente el canadiense Pospisil. El tandilense se recupera de los problemas en la muñeca derecha.

Compartir en

Juan Martín Del Potro volvió al ruedo luego de su regreso fallido a principio de año. Una nueva operación en su muñeca derecha retrasó los tiempos para el tandilense que espera dejar atrás la etapa de lesiones y dudas para volver a los primeros planos del tenis mundial.

La mala noticia es que fue derrota para el tandilense en la primera ronda del Master 1000 de Miami, el canadiense Vasek Pospisil, especialista en dobles y actualmente 60º del ranking mundial. Fue en set corridos por 6-4 y 7-6 (9-7).

Si bien el objetivo fundamental para el argentino (616º en el último listado de la ATP) es sumar ritmo de partidos para poder reinsertarse en el circuito, siempre una victoria ayuda sobre todo en lo anímico. El argentino tuvo chances de quedarse con el segundo parcial (5-4 arriba y un set-point) pero dejó pasar la oportunidad.

Tuvo muy pocos tiros ganadores (apenas seis) y se lo vio muy complicado con el revés, el golpe donde afecta en mayor medida a la muñeca derecha, donde fue operado recientemente. Su último partido fue hace 70 días en el ATP de Sydney donde no pudo reterner el título.

“Sólo quiero jugar al tenis”

“Yo lo disfruté. La emoción mía, de mi entorno, de la gente que estuvo acá también quedó reflejada en la cancha, más allá de haber perdido”, sostuvo Del Potro luego del encuentro.

“No fui pasado por encima por mucha diferencia y eso ya es una cosa positiva. Después de un año sin jugar cualquiera puede pensar que le van a ganar por ahí 6-0 y 6-0 y hasta pasar vergüenza. Por suerte me sentí de igual a igual. Me faltó jugar bien los momentos importantes, ésa es la diferencia entre los muy buenos y el resto”, agregó el tandilense.

“Sólo quiero jugar al tenis y sin dolor. La mano me respondió de acuerdo con lo esperado. No esperaba salir a la cancha y pegarle de revés como hace tres años, es pronto. Al final quiero jugar al tenis. Si tengo que aprender un revés diferente para seguir jugando, lo haré”, concluyó, confiado, el tenista argentino.