Sociedad

Lunes 11 de mayo de 2015

Crimen de Rufino: Chiara Páez habría muerto de un fuerte golpe en la cabeza

Una lesión visible en la cabeza sería la causa de fallecimiento de la joven que apareció enterrada bajo chapas en el patio de su novio en Rufino, Santa Fe.

Compartir en

Usualmente, un solo especialista alcanza para las autopsias en Venado Tuerto, provincia de Santa Fe. Pero para Chiara Páez, la jugadora de hockey de 14 años que apareció enterrada en la casa de su novio en la localidad vecina de Rufino, todo el Cuerpo Médico de la zona está junto a la mesa de operaciones. El fiscal Marcelo Clavero, jefe de la UFI local a cargo del caso, acaba de recibir un llamado de los especialistas: los resultados estarán listos en pocas horas. Todavía no se sabe por qué murió. Un fuerte golpe en la cabeza, que se aprecia a simple vista, sería la causa, según indicaron fuentes de la investigación. También se pudo apreciar una lesión en el tórax causada por un elemento filoso.

Chiara fue hallada esta mañana en la casa de Hernán Funes, su pareja durante los últimos meses, en la calle San Martín al 800 de Rufino. Estaba enterrada en el patio trasero, oculta bajo una pila de chapas; el abuelo de Hernán se dedica a la herrería. El chico ya está a disposición de un juez de menores. No confesó el delito él mismo en una declaración formal, tal como trascendió durante esta mañana: su propio padre biológico, policía con rango de sargento en la comisaría de Rufino, fue quien lo entregó a la fiscalía de Clavero mientras el funcionario inspeccionaba la casa. Un supuesto embarazo de la chica sería hasta ahora el móvil de su muerte.

Los resultados de la autopsia son vitales para la investigación de Clavero. No solo determinarán científicamente el embarazo de la joven, algo que varios de sus familiares dejaron trascender, sino que determinará los próximos movimientos de Clavero en cuanto a peritar la casa del novio.

Hubo cuatro detenidos: la madre de Hernán, sus dos abuelos y una cuarta persona cuya relación con el chico todavía no fue establecida. Fueron detenciones de carácter preventivo, para evitar que entorpezcan la investigación o borren rastros. Todos vivían con él en el domicilio de la calle San Martín donde apareció Chiara.

Por otra parte, los investigadores descartan por el momento un ataque de índole sexual a la chica. Tampoco los testimonios disponibles hasta el momento indican episodios violentos previos en la relación.

Tras la autopsia, el cuerpo será entregado a la familia de la chica: el padre espera ahora mismo en la fiscalía de Clavero. Luego, comenzará el velatorio. Para Hernán Funes, será un largo camino, en una investigación que recién comienza.