Sociedad

Jueves 06 de agosto de 2015

Córdoba: un estudiante muerto y otros 15 heridos en un choque cuando volvía del viaje de egresados

El chico tenía 18 años; el accidente se registró a las 7.50 de esta mañana a la altura del kilómetro 662 de la ruta nacional 35, entre Coronel Moldes y el paraje Villa Marcelina.

Compartir en

Un estudiante secundario de 18 años murió y otros 15 resultaron heridos, dos de ellos de consideración, cuando el micro en el que regresaban de su viaje de egresados chocó contra un camión cerealero, en cercanías de la localidad cordobesa de Coronel Moldes, en el sur provincial.

Según confirmo el comisario mayor, Oscar Zuin, el accidente se registró a las 7.50 de esta mañana a la altura del kilómetro 662 de la ruta nacional 35, entre Coronel Moldes y el paraje Villa Marcelina, a unos 286 kilómetros a sur de la ciudad de Córdoba.

En ese lugar y en medio de una densa niebla, colisionaron un colectivo de la empresa Vía Bariloche, que transportaba un contingente 49 estudiantes tucumanos pertenecientes a las escuelas Parroquial Nuestra Señora de la Merced de Simoca y del Santísimo Sacramento de Montero, quienes retornaban de su viaje de egresados a su provincia, con un camión cerealero marca Scania que circulaba en sentido contrario.

De acuerdo a la información suministrada por el funcionario policial, se encuentran investigando las circunstancias en que se produjo el accidente, ya que llamó la atención que los dos vehículos presentan impactos en su parte trasera.

Los investigadores señalaron que tanto el joven fallecido como los heridos estaban ubicados en los asientos traseros del micro.

En relación a los cerca de 15 heridos, Zuin precisó que dos alumnas sufrieron traumatismos de cráneo por lo que fueron derivadas al hospital de la ciudad de Río Cuarto por ser de mayor complejidad, en tanto que el resto sufrió heridas leves y fueron atendidos en Coronel Moldes.

Del accidente también participó un automóvil Peugeot 206, que tuvo que salir de la carpeta asfáltica y tirarse a la banquina para esquivar a los vehículos accidentados, pero sin consecuencias para sus ocupantes.