Sociedad

Lunes 31 de agosto de 2015

Conmoción en la provincia de Córdoba: asesinaron a un cura de 73 años e intentaron quemarlo

El sacerdote Luis Cortés, de 73 años, apareció muerto en su casa; fue ahorcado y su cuerpo estaba atado; la Justicia investiga si incendiaron la vivienda para encubrir un robo.

Compartir en

La ciudad de Alta Gracia, a 40 kilómetros de la capital de esta provincia, está conmocionada por el asesinato de su cura, Luis Cortés. El sacerdote, de 73 años, apareció muerto en su casa. Primero se habló de asfixia por inhalación de monóxido de carbono ya que había fuego en la vivienda; horas después la Justicia confirmó el asesinato.

El arzobispo de Córdoba, Carlos Náñez, esta mañana ofició una misa en recuerdo de Cortés. Pidió a la Virgen de la Merced que “libere a los argentinos de todo pacto con la cultura de la muerte” y agregó que, si se va aceptando que “se atente contra la vida, después aparecen estas cosas”.

El sábado por la tarde, los feligreses de la iglesia de La Merced en Alta Gracia se alertaron cuando, a las 18, el cura no llegó a dar la misa. Fueron a la casa; encontraron fuego y su cuerpo en un sillón.

El fiscal Emilio Drazile ordenó profundizar la investigación y el resultado fue que la muerte se produjo por asfixia mecánica y que después intentaron prenderlo fuego. El cuerpo estaba atado. En esa maniobra se produjo el principio de incendio que llevó a los Bomberos al lugar.

Los testigos señalaron que la puerta de la casa estaba abierta y había algunos objetos tirados por la casa. Anoche los resultados de la autopsia confirmaron que Cortés fue ahorcado.

“Desde el comienzo vimos cosas raras. Luego del arduo trabajo con Policía Judicial y Medicina Forense determinamos que habría sido estrangulado y después quemado”, dijo Drazile. Hoy se realizarán nuevas pericias en la vivienda.