Deportes

Miércoles 18 de noviembre de 2015

Conmoción en el rugby mundial: a los 40 años, murió el neocelandes Jonah Lomu

Agencias internacionales reportaron que la leyenda de los All Blacks falleció por un problema renal

Compartir en

Jonah Lomu, legendario jugador de los All Blacks, murió a los 40 años, según informaron medios neozelandeses.

La inesperada noticia fue confirmada por John Mayhew, ex médico del seleccionado de Nueva Zelanda.

Lomu murió en su Auckland natal. Anoche había regresado desde el Reino Unido con su familia después de unas cortas vacaciones en Dubai, y había estado recibiendo tratamiento de diálisis durante su reciente visita a Gran Bretaña, donde se vio involucrado en un arduo trabajo de promoción durante la Copa del Mundo de Rugby 2015.

“Fue algo totalmente inesperado, Jonah y su familia habían regresado anoche del Reino Unido”, declaró al canal TV3 el portavoz de su familia, John Mayhew, antes de quebrarse en llanto.

Lomu, quien durante décadas combatió una enfermedad renal que puso fin a su carrera, falleció repentinamente en su casa de Auckland, añadió Mayhew.

“Estamos todos consternados y profundamente tristes por la muerte repentina de Jonah. Fue una leyenda de nuestro juego y era muy querido por sus innumerables fans aquí y en todo el mundo”, escribió en Twitter Steve Tew, director general de la Federación Neocelandesa de Rugby.

“Los pensamientos de todo el país están con su familia”, dijo por su parte el primer ministro de Nueva Zelanda, John Key, quien también rindió homenaje a este gigante del rugby.

Lomu fue la figura más rutilante de la historia de los Mundiales de rugby. Jugó 63 partidos con los All Blacks y marcó 37 tries.

Saltó a la fama en la Copa Mundial de Rugby de 1995, donde su combinación de velocidad y fuerza sorprendió a sus oponentes.

Su carrera había concluido de manera prematura por distintos problemas de salud, por lo que debió someterse a un trasplante de riñón en 2004.