Mundo

Miércoles 04 de marzo de 2015

Cayó en México el “Z-42”, máximo líder del sanguinario grupo narco Los Zetas

Días después de la captura de "La Tuta", jefe de los Caballeros Templarios, las fuerzas federales atraparon en San Pedro Garza, Nuevo Laredo, al capo Omar Treviño. Los Zetas son famosos por sus decapitaciones

Compartir en

Fuentes del Gabinete de Seguridad Nacional del Gobierno Federal mexicano anunciaron la detención de Omar Treviño Morales, alias “El Z-42” y líder del cártel de Los Zetas, en la madrugada de este miércoles en Garza García, Nueva León.

El operativo estuvo a cargo de la Policía Federal con el apoyo del Ejército mexicano.

El líder de Los Zetas fue detenido por “fuerzas federales esta madrugada en el municipio de San Pedro Garza García”, en la zona metropolitana de Monterrey (Nuevo León), dijeron a la agencia AFP dos fuentes del gobierno federal.

El detenido ahora será sometido a primeros estudios para confirmar su identidad. Posteriormente, será trasladado a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) de la Procuraduría General de la República (PGR).

“El Z-42” era uno de los narcotraficantes más buscados. La PGR ofrecía una recompensa de 30 millones de pesos (cerca de 2 millones de dólares) y la Agencia Antidrogas de Estados Unidos unos cinco millones de dólares.

Los Zetas, un cártel formado por militares de élite desertores, operan sobre todo en el este de México dedicados al tráfico de drogas, pero también al tráfico y extorsión de migrantes.

Conocido por sus brutales formas, con las decapitaciones como uno de sus sellos, el cártel se encuentra actualmente debilitado por la cruenta pugna que desde 2010 mantiene con sus exaliados del cártel del Golfo y por la detención de sus principales líderes en los últimos tres años.

Los Zetas rompieron con el cártel en el 2010 y comenzaron a crecer, convirtiéndose en una de las peores amenazas a la seguridad en México por sus sangrientos métodos para eliminar rivales y por expandir sus operaciones a los secuestros y las extorsiones en los territorios que conquistaban.

Además, son señalados como los autores de la matanza en el 2010 de 72 inmigrantes centroamericanos que iban camino a Estados Unidos y de otros 193 inmigrantes al año siguiente.

Omar Treviño quedó como líder del sanguinario grupo narcotraficante tras la detención de su hermano Miguel Treviño Morales, alias “El Z-40”, el 15 de julio de 2013. El “Z-40” había tomado el control de la organización luego de que la Marina abatiera en octubre de 2012 a Heriberto Lazcano, alias “El Lazca”, uno de los fundadores y entonces cabeza de Los Zetas.

La captura del líder de Los Zetas llega días después del arresto de La Tuta, el jefe de los Caballeros Templarios. Así, el gobierno de Enrique Peña Nieto ya capturó a tres líderes del narco mexicano en el último año, luego de que el Chapo Guzmán, cabeza del cártel de Sinaloa, cayera en febrero de 2014.