Pais

Jueves 02 de julio de 2015

Cabral insistió en el Consejo de la Magistratura en que debe ser restituido en la Cámara de Casación

En un plenario, el juez reiteró que le corresponde volver a ocupar su cargo como subrogante, del que fue desplazado por la mayoría oficialista del órgano. Espera una decisión judicial sobre la cautelar que presentó.

Compartir en

Luis María Cabral asistió hoy a un plenario del Consejo de la Magistratura, luego de que los miembros afines al kirchenrismo de ese órgano hayan resuelto, la semana pasada, dar por terminada la subrogancia que cumplía en la sala I de la Cámara Federal de Casación. El desplazamiento de Cabral ocurrió apenas unos días antes a que se pronuncie sobre el memorándum que el Gobierno firmó con Irán por la causa AMIA.

Ante el resto de los integrantes del consejo, Cabral insistió: “Corresponde que vuelva y estoy seguro de que voy a volver porque la ley es absolutamente clara sobre que debo permanecer en mis funciones”. El lunes, el juez presentó en la Justicia una acción de inconstitucionalidad para frenar esa decisión que todavía no tuvo respuesta.

En medio de la polémica, Cabral y los consejeros del Frente para la Victoria intercambiaron reproches en el inicio del encuentro, del que también participó el senador radical Ángel Rozas, quien la semana pasada no asistió al plenario.

Luego de los cruces, el plenario desestimó una denuncia por presunto mal desempeño contra el juez federal Daniel Rafecas en el marco de la causa por los sobornos en el Senado durante el gobierno de la Alianza.

La denuncia contra Rafecas que llevaba un prolongado trámite en el Consejo había sido formulada por los miembros del Tribunal Oral Federal 3 y su desestimación fue aprobada por mayoría en una votación en la que se abstuvo Cabral y votaron en contra tres miembros de la oposición.

La remoción de Cabral generó un amplio rechazo en la oposición política y sectores del mundo judicial, desde donde se promueve desde la semana pasada una marcha a la Plaza de Mayo prevista para el próximo 7 con la consigna Defendamos la República. El caso motivó, además, numerosas expresiones de preocupación de organizaciones relacionadas a jueces y abogados.