Lunes 08 de abril de 2013

Blindaje uruguayo y tolerancia cero en la frontera con la Argentina

Las personas que viajen en el día al país, no podrán regresar con productos comprados.

Compartir en

La Aduana de Uruguay aplica desde el lunes un régimen de tolerancia “cero” en la frontera con nuestro país, con el fin de proteger el comercio local. Será para personas que viajen y vuelvan en el día.

Según explicaron fuentes de la Dirección Nacional de Aduanas (DNA) del país botija, esta medida responde al elevado número de adquisiciones que en la actualidad realizan los uruguayos que cruzan regularmente la frontera aprovechando la diferencia cambiaria. Tal situación generó una “legítima preocupación” en los comercios locales que podría derivar en la “pérdida de puestos laborales”.

Así, de acuerdo con las facultades establecidas por el Código Aduanero, la DNA no permitirá a las personas que cruzan el río Uruguay o zonas fronterizas  y regresan el mismo día ingresar con productos adquiridos en la Argentina.

Incluso, añadieron desde la DNA, se está estudiando la posibilidad de no dejar cruzar más que una maleta de mano a estos viajeros para facilitar el control.

La medida se aplicará en los pasos de frontera fluviales de Colonia, Carmelo, Nueva Palmira, Fray Bentos, Paysandú, Salto y Bella Unión.

Esta restricción, no obstante, no abarca a los turistas que no hagan el viaje de forma habitual, por lo cual seguirán con el mecanismo actual de poder comprar hasta u$s 150 por frontera terrestre y u$s 300 cuando se produce por frontera marítima o aérea.

Los controles cambiarios y la existencia de un mercado ilegal de divisas, fundamentalmente dólares estadounidenses, en la Argentina con precios casi un 40% superiores al cambio oficial, hace que muchos uruguayos que disponen del billete verde realicen sus compras en territorio nacional con un costo muy inferior al del lado uruguayo.

En la actualidad, el tipo de cambio oficial es de 5,14 pesos argentinos por dólar, mientras que en el mercado ilegal el dólar se compra a 8,32 pesos, según la última cotización del viernes.

El diario uruguayo El País realizó un relevamiento y estimó que los precios de artículos de consumo en Buenos Aires atraen a muchos uruguayos porque la diferencia cambiaria llega hasta el 75 por ciento.

“Si se venden dólares ilegalmente, hay 10 productos de la canasta relevada con precios al menos un 50% más baratos en Buenos Aires”, evaluó el matutino y señala que el máximo ahorro se obtiene en los botines de fútbol: un 75% más barato para los uruguayos.

Le siguen las cremas faciales y las camperas de abrigo para niños, con un ahorro del 68%. Otro dato que encontró el periódico es que debido a la gran demanda de uruguayos, algunos locales de ropa presentes en ambos países permiten cambiar de talle en Montevideo las prendas compradas en Argentina, siempre que se trate de un modelo disponible.

Según medios locales, en el puente de Salto Grande la medida de la Aduana uruguaya comenzó durante el fin de semana, donde no se pudo cruzar comestibles. El caso testigo es la merma de productos argentinos que se registró en la feria de los domingos en la Plaza de Deportes de Salto, que se caracteriza por la masiva comercialización de mercaderías ingresadas ilegalmente al país tanto de Argentina como de Brasil.

En el Centro Comercial e Industrial indicaron que la gremial no fiscalizará porque confía que se acatará por los funcionarios aduaneros, aunque hay quienes dudan de la efectividad de la restricción.

En 2012, recorrieron al territorio nacional 1.393.207 uruguayos, según datos del Banco Central de ese país, siendo el último trimestre el que concentró un mayor flujo (27,8% del total), estimulado posiblemente por la mejora en la diferencia cambiaria.