Deportes

Viernes 13 de diciembre de 2013

Batalla campal en el Obelisco entre hinchas de Boca y la Policía

Los simpatizantes del club festejaron su día destrozando locales. Hubo al menos 16 heridos.

Compartir en

Los festejos por el día del hincha de Boca lejos estuvieron de parecerse a una celebración.

Hinchas se enfrentaron con policías y las inmediaciones del Obelisco porteño se convirtieron en un verdadero campo de batalla: comercios destruidos, incidentes y 16 heridos, como saldo.

Mientras crecen los cruces entre el Gobierno nacional y el porteño por lo ocurrido y la falta de prevención, este viernes se conoció que un hincha qeu viajaba en el tren Roca fue asesinado de un balazo a la altura de Lanús.

Batalla campal

Botellas y piedras  fueron lanzados por los simpatizantes Xeneizes contra los uniformados, en una verdadera batalla campal en pleno centro porteño que tuvo dos momentos, uno cerca de las siete de la tarde y otro pasada las nueve de la noche.

Cortado el tránsito desde la tarde, se hizo casi imposible para la gente que salía de sus trabajos tomarse un transporte público por esa zona. Hay quienes caminaron desde Plaza San martín hasta Independencia y Perú, más o menos veinte cuadras, para tomarse un colectivo o el subte.

Muchos lugares y comercios cerraron sus puertas y algunos otros terminaron con destrozos. Otros fueron literalmente asaltados. Según agentes de la fuerza involucrada en el operativo, los desmanes dejaron un saldo de al menos 20 personas detenidas.

Heridos

16 personas terminaron con heridas, según informó el titular del SAME, Alberto Crescenti. Tres de ellas eran policías que terminaron en el Hospital Churruca. De las otras 13, sólo una era de gravedad y fue trasladado al Hospital Ramos Mejía.

“La mayoría de los heridos sufrieron politraumatismos varios y piedrazos, mientras que uno sufrió una lesión en el cráneo grave, y un joven, de 19 años, una herida cortante en la pierna importante”, precisó Crescenti.

Falta de prevención

Gran negligencia gubernamental para no prever ésta situación, teniendo en cuenta el antecedente del año pasado, el primer año que se festejó el día del hincha de Boca, identificado como el jugador número 12, justamente el año pasado fue el 12-12-12. Aquella vez los incidentes ocurrieron de noche pero de nada sirvió para evitar lo ocurrido en el día de hoy.

Tuvieron doce meses para evitar estos desmanes. No lo hicieron, tendrán nuevamente la misma cantidad de tiempo para evitarlo en el 2014, quizás una solución sea abrir la Bombonera y aglutinar allí el festejo de los hinchas de Boca en su día.