Deportes

Martes 18 de agosto de 2015

Barcelona empató con el Athletic de Bilbao, que se quedó con la Supercopa de España

El Barcelona en el Camp Nou empató en un tanto con Athletic de Bilbao 1 a 1 en una noche de poco brillo para los azulgranas y con sabor a gloria para los vascos

Compartir en

Messi abrió el marcador en el minuto 44 de la primera parte, y Aduriz empató el duelo en el minuto 29 de la segunda, acabando con las mínimas esperanzas de remontada que quedaban para entonces en la hinchada culé.

El mítico Athletic llegó al emblemático Camp Nou con la ilusión de volver a ganar un título tres décadas después y lo consiguió. Rugieron poco, pero “Los Leones” finalmente levantaron una copa y dieron la vuelta entre gritos de “campeones” de un puñado de hinchas presentes en el Camp Nou.

El doblete de Liga y Copa de la temporada 1983-1984, al que se sumó la Supercopa que se adjudicaba entonces de manera automática por ser vencedor en ambas competencias, había sido el último de los grandes logros.

Desde 2009 habían perdido toda sus finales, cuatro ante el Barcelona y otra ante el Atlético de Madrid, y esta era una oportunidad única que no podían desaprovechar.

La ventaja del 4-0 de la ida en San Mamés hacia soñar al conjunto de Valverde, pero frente a ellos estaba uno de los mejores equipos del mundo, impredecible y capaz de firmar noches épicas.

El Barcelona afrontaba su primer gran desafío de la temporada 2015-2016: remontar la goleada de la ida para lograr una nueva hazaña conquistando su sexto título y el segundo sexteto de la historia. Necesitaba crear ilusión desde el principio, dar un golpe de autoridad para abrirse el camino.

Sin embargo, no fue hasta el final de la primera parte que Messi apareció con su talento natural para marcar un gol que sirvió para crear expectativa aunque el título estaba aún demasiado lejos.

El Athletic tenía un objetivo menos ambicioso pero no por ello sencillo: conservar su valiosa ventaja, ya que, sin arriesgar demasiado, el trofeo estaba al alcance de sus manos.

Fiel a su estilo, el conjunto azulgrana controló desde el arranque, llevando el peso del partido y la pelota al área rival, mientras el Athletic aguantó, ordenado en defensa e incluso llegó a tener alguna chance que supuso un susto para Bravo.

Piqué tuvo una de las primera oportunidad clara para adelantar al ‘Barsa’ cuando estalló la pelota en el travesaño a los 5 minutos del arranque, tras una jugada de córner luego de una peligroso ataque que se inició con un pase de Messi al área.
Llegaron Pedro, Iniesta por las puntas, Alves centró pero la pelota no entraba.

Messi tuvo el gol en sus pies al ejecutar un tiro libre en el minuto 30, pero envió la pelota por arriba del travesaño.
Mientras el Barcelona controlaba el Athletic esperaba, compacto, juega sin pelota. Los vascos, no obstante, tuvieron una buena chance, que Eraso no logró concretar, al rematar al lateral de la red.

Fue un minutos antes del descanso cuando Messi acertó y envió la pelota al fondo de la red, tras una jugada iniciada por Rakitic, y un centro que Suárez bajó con el pecho. El gol, si bien llegaba un poco tarde, dejaba a los azulgrana posicionado y psicológicamente mejor ante otros 45 minutos que quedaban por delante.

Sin embargo, en el segundo tiempo, el duelo se estancó, el Barcelona perdió a Piqué que fue expulsado por protestar ante el árbitro, y luego dio un poco más de lo mismo, aunque con Messi menos participativo.

Hicieron combinaciones, hubo toque, pero el equipo de Luis Enrique falló todas las oportunidades, las más claras de Pedro, Rakitic y Suárez, que el minuto 27 remató solo y la envió afuera.

Apenas un minuto después, el Athletic, más efectivo, aprovechó un despiste del Barcelona y de contragolpe, llegó al área rival y un error de la defensa azulgrana habilitó a Aduriz, que quedó sólo delante de Claudio Bravo, al que batió sin piedad.

Un gol rojiblanco obligaba al Barça a meter seis, por lo que el partido estaba acabado. Aunque el Barcelona no bajo los brazos, y el Athletic perdió a Kike Sola por una entrada a Mascherano que le valió la roja, el duelo fue muriendo de a poco hasta acabar con un empate que tuvo sabor a victoria para los vascos, que, sólidos y eficaces, se llevaron un merecido título.

Síntesis

Barcelona: Bravo; Alves, Piqué, Mascherano, Mathieu; Rakitic, Busquets, Iniesta; Messi, Suárez y Pedro. DT: Luis Enrique.

Athletic de Bilbao: Iraizoz; De Marcos, Etxeita, Laporte, Balenziaga; Gurpegi, Beñat, Bóveda, Eraso, Susaeta y Aduriz. DT: Ernesto Valverde.

Goles primer tiempo: 44m. Messi (B)

Goles segundo tiempo: 29m. Aduriz (A)

Cambios: en el segundo tiempo, 21m. Elustondo por Etxeita (A); 22m. Sandro y Munir por Rakitic y Pedro (B); 34m Kike Sola por Aduriz (A) y 37m Mikel Rico por Beñat (A).

Incidencia: en el segundo tiempo 11m. expulsado Piqué (B).

Amonestados: Bóveda (A); Pedro (B) y Aduriz (A).

Árbitro: Carlos Velasco Carballo.

Estadio: Camp Nou (Barcelona, España)