Pais

Martes 08 de septiembre de 2015

Arroyo Salgado: “Para la fiscal, Nisman se disparó con guantes, después de muerto se los sacó y los tiró por la ventana”

La jueza y representante de la querella cuestionó con dureza a Viviana Fein y reclamó la intervención de la Corte Suprema para "poner las cosas en su lugar"; apuntó contra Lagomarsino.

Compartir en

La jueza federal Sandra Arroyo Salgado cuestionó con dureza a la fiscal Viviana Fein por la investigación que realiza sobre la muerte de su ex esposo y padre de sus hijas, Alberto Nisman , y reclamó a la Corte Suprema que intervenga para “poner las cosas en su lugar”, luego de que trascendieran los resultados de un peritaje balístico sobre el cuerpo del fiscal muerto, que abonó la teoría del homicidio.

“Para la fiscal, Nisman se disparó con guantes, después de muerto se los sacó y los tiró por la ventana”, afirmó esta mañana la magistrada que conduce la querella en representación de sus hijas. Además, recordó que poco después de la muerte de su ex marido pidió a Fein que hiciera la pericia para comprobar si el arma dejaba rastros de pólvora al ser disparada.

En las últimas horas se conoció el resultado del barrido electrónico de partículas que ratificó que la pistola marca Bersa calibre 22 que disparó el tiro que mató a Nisman deja rastros de pólvora en la mano de quien dispara. Esa pericia abona la teoría del homicidio porque en el estudio realizado a pocas horas del deceso sobre el cuerpo del fiscal no se encontraron muestras de ese explosivo. Para la querella, el nuevo estudio acreditaría la idea de que al fiscal lo mataron, mientras que para la fiscal Fein el informe no sería concluyente.

En una extensa entrevista la jueza Arroyo Salgado renovó los cuestionamientos contra la fiscal, hizo un extenso racconto de los datos que sostienen la hipótesis del crimen político y solicitó de manera insistente a la Corte Suprema de Justicia que “ponga las cosas en su lugar” y acepte su pedido para sacar a Fein. También se refirió a sus hijas y recordó una anécdota dolorosa: una de sus hijas escuchó a la fiscal cuando dijo que “lamentablemente” no se habían encontrado pólvora en las manos de Nisman.

“A los pocos días de la muerte de Alberto, conocido el análisis sobre la muestras de sus manos y sus brazos de que no había rastros de pólvora, expertos en balística se nos acercaron y nos informaron que estaban en condiciones de afirmar que en el 100 por ciento de los casos, una Bersa .22, deja rastros de pólvora en la mano de quien ejecutó el disparo”, afirmó Arroyo Salgado.

La ex esposa de Nisman recordó que desde el primer momento hicieron ese pedido, pero “tuvimos que esperar ocho meses” para conocer ese resultado en base al nuevo estudio que se hizo en el Centro de Investigaciones Fiscales de Salta. Para la magistrada, el resultado demostraría el homicidio, “salvo que crean que Alberto usó guantes y después de muerto se lo sacó”.

La jueza cuestionó que Fein haya manifestado que “esta medida no es concluyente” y ratificó que “por esta y otras tantas otras razones y formas de actuación es que la querella la ha recusado, porque fue aún más allá de todo esto”.