Sociedad

Viernes 29 de mayo de 2015

Argentina mantiene la peor marca de muertes por accidentes de tránsito en rutas

El país ingresó en el Foro Internacional de Transporte, dependiente de la OCDE. En la Argentina mueren entre 11 y 13 personas por año cada 100.000 habitantes.

Compartir en

Junto con Marruecos e Israel, la Argentina ya forma parte del Foro Internacional de Transporte (ITF), que depende de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). La novedad se conoció durante la Cumbre Anual del ITF, que se desarrolla en ciudad alemana de Leipzig.

Durante el evento, al que acudieron funcionarios y empresarios de Transporte, Comercio y Turismo, se dieron a conocer estadísticas internacionales sobre la cantidad de muertes por accidentes en rutas.

Los países con las tasas de mortalidad más bajas se encuentran en Europa: Suecia y el Reino Unido registraron menos de 3 muertes por cada 100 000 habitantes en 2013. En algunos países miembros, sin embargo, esta tasa sigue siendo superior a los 10, como es el caso de la Argentina.

Aunque a nivel mundial, las muertes en accidentes han retrocedido en la mayoría de los países, la Argentina ocupa un lamentable primer lugar en muertes por accidentes en las rutas en un grupo de 32 países relevados.

Según la información a la que se tuvo acceso, nuestro país registra poco más de 5.000 muertes por años en siniestros viales desde el 2010 a la fecha, con la peor tasa del grupo, que es de 11,1 a 13 muertos por año por cada 100.000 habitantes.

Según las estimaciones provisorias difundidas recientemente, durante 2013 el número de muertes en rutas se redujo un 4,3% entre 2013 y 2012 en los 32 países miembros IRTAD.

La tendencia a largo plazo muestra una disminución muy significativa de 42% entre 2000 y 2013, agrega el trabajo. En este marco hay que destacar que las cifras de 2013 argentinas mejoraron el año último, con una caída de 2,8 por ciento.

Del informe se desprende que las rutas menos peligrosas son los de Suecia, que tiene 2,7 muertos por año por cada 100.000 de población. El top ten lo completan Reino Unido, Suiza, Holanda, Dinamarca, Israel, España, Noruega, Japón e Irlanda.

Aunque las reducciones sustanciales de mortalidad general se han logrado desde el año 2000, el ritmo de mejora para los “usuarios vulnerables” es menor que para los ocupantes del vehículo.

Según el trabajo, mientras que las muertes entre los ocupantes de automóviles se redujeron en un 54% entre 2000 y 2013, las disminuciones fueron sólo de 36% para los peatones, de 35% para los ciclistas y de 22% para los usuarios de motos.

Una de las conclusiones a las que llegaron los expertos es que el aumento de la seguridad en las rutas requiere de “legislación, educación, tecnología”, al mismo tiempo que admitieron que el camión para llegar a ese objetivo no está exento de complicaciones.