Pais

Miércoles 18 de febrero de 2015

Argentina ha desarrollado “autonomía nacional en un recurso estratégico como es la energía”

Lo dijo la presidenta Cristina Fernández al inaugurar la central nuclear Néstor Kirchner (Atucha II).

Compartir en

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó que la Argentina ha desarrollado “autonomía nacional en un recurso estratégico como es la energía” y aseguró que eso molesta a otros países que, por sus intereses particulares, “prefieren una Argentina sin plan nuclear, que no se desarrolle en el campo científico y de bajos salarios y mano de obra barata”.

“Hemos desarrollado autonomía nacional en un recurso estratégico como es la energía, no solo (en materia de) ciencia y tecnología”, sostuvo la mandataria durante el acto realizado en la localidad de Lima, partido de Zárate, en el que se celebró la habilitación de la generación de energía, al ciento por ciento, de la central nuclear Néstor Kirchner (Atucha II).

Durante su discurso transmitido por cadena nacional, la mandataria destacó, entre otros datos, que hoy el Estado argentino es propietario del 45 por ciento del sistema energético nacional y que la propiedad en manos de privados extranjeros se redujo del 80 al 23 por ciento.

Otro de los datos vertidos por la jefa de Estado en su discurso fue que la Argentina regresó al “selecto grupo de once países que pueden producir uranio enriquecido”, algo que, aclaró, este país hace con fines pacíficos.

La mandataria destacó que la Argentina integra una “zona de no proliferación nuclear” y enfatizó: “No le ponemos bombas nucleares a nadie, ni amenazamos”.

Fue en ese contexto que la mandataria destacó que la “autonomía” alcanzada por la Argentina en materia energética y alertó sobre la posibilidad de que ese proceso quiera ser interrumpido por intereses extranjeros.

“Piensen como piensen -le dijo a los argentinos-, se ubiquen como se ubiquen, no seamos ingenuos. No estamos aislados. Este es un mundo de intereses cruzados. Recuerden a quienes clausuraron el proyecto energético en la Argentina en los 90. Abran los ojos”.

Y continuó: “Es un mundo de intereses que quieren que unos estén subordinados y los otros mandarlos. Este gobierno no permite que nadie le marque la cancha. Por eso ayer nuestro canciller mando dos cartas, no queremos que que no nos trasladen conflictos que no nos son propios. Nuestros ideales son la de un país pacífico”.

Las dos cartas a las que se refirió la Presidenta fueron las que Héctor Timerman mandó ayer a Estados Unidos e Israel en la que, textualmente, sostuvo que “el pueblo argentino no tiene que tolerar, y mucho menos sufrir, que su país sea un teatro de operaciones políticas, de inteligencia, o peor aún, de hechos y acusaciones más graves por conflictos que le son completamente ajenos a su historia, a su idiosincrasia y sus costumbres”.

En la misma carta, el canciller manifestó la preocupación de la Argentina por las divergencias entre Estados Unidos e Israel sobre un acuerdo que en materia nuclear entre los miembros del consejo de Seguridad de Naciones Unidas más Alemania y la República Islámica de Irán.

Durante el acto que encabezó este mediodía, la Presidenta estuvo acompañada, entre otros, por el jefe de Gabiente, Jorge Capitanich; el ministro de Economía, Axel Kicillof y el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido; quienes se sentaron junto a ella durante la presentación.