Deportes

Miércoles 02 de diciembre de 2015

Daniel Angelici: “El nuevo estadio puede ser mi talón de Aquiles o mi fortaleza”

Daniel Angelici, presidente xeneize y candidato a la reelección en las elecciones del domingo, dijo que la menguada capacidad de la Bombonera y la realización de un posible nuevo estadio es uno de los temas principales de la campaña.

Compartir en

“No hay que subestimar al socio de Boca, los espejitos de colores los compramos hace tiempo. Nosotros hace muchos años queremos arreglar este tema, desde el año 1995 cuando llegó Mauricio Macri, el presidente más exitoso de la historia de Boca, se intentó comprar las dos medias manzanas linderas a la Bombonera y no se pudo. Yo sé que el nuevo estadio puede ser mi talón de Aquiles o mi fortaleza”, sostuvo el empresario.

“Todos los que vinieron después quisieron hacerlo y no pudieron, entre ellos Jorge Ameal. Hoy comprando esas propiedades tampoco se soluciona el problema, y además dejaría de ser la Bombonera porque la acústica la da la pared vertical de los palcos (la que da a Del Valle Iberlucea)”, explicó el dirigente de 51 años.

“Si cerráramos toda la cancha estaríamos aumentando la capacidad en 14 o 16.000l lugares pero hay una legislación vigente en la ciudad que indica que en 2017 tiene que estar más del 50 por ciento del público sentado. Entonces haríamos el esfuerzo de cerrar el estadio pero nos quedaría una cancha más chica que la de hoy. Por eso la discusión tiene que ser seria y no de campaña. Tenemos que discutir el futuro de los próximos 50 años del club”, agregó el empresario dedicado al rubro del juego.

Angelici, quien pertenece a la Agrupación “Dale Boca” que preside el mandatario electo de la Argentina Mauricio Macri, y que aparte tiene el apoyo de nueve agrupaciones más, se explayó sobre la participación de los socios en la aceptación o no del nuevo estadio.

“Vamos hacer un plebiscito responsable. Llevarle a los socios la legislación vigente. El socio, durante diez meses a partir de marzo, podrá venir al club a ver el proyecto del nuevo estadio y a la salida habrá una urna para que vote y exprese su opinión. Es fácil hablar y opinar sin estar informado. Vamos hacer lo que la mayoría diga, no somos los dueños de la verdad”, afirmó Angelici, quien lleva como compañero de fórmula a Rodolfo ‘Royco’ Ferrari, responsable de la numerosas peñas de Boca en las provincias.

En cuanto a las otras dos listas que compiten en las elecciones ‘xeneizes’ y que hicieron del tema de la Bombonera un eje central de campaña, el actual presidente señaló que “Ameal y (Mario) Pergolini dicen que ya tienen arreglado con el 95 por ciento de los propietarios de las dos medias manzanas linderas. Yo me pregunto como harán con el 5 por ciento que queda. Beraldi propone bajar el piso de la cancha y yo me pregunto cómo recuperaremos todas las butacas que se pierden y que están cercanas al campo de juego”.

“Por eso mi propuesta de solución es hacer un estadio nuevo con 80.000 personas sentadas y que tenga todos los adelantos, en el que habrá 30.000 lugares para los socios y los demás serán abonados y palcos. Puede tener un costo de entre 220 o 260 millones de dólares y la inversión será por parte de Boca y gestión privada a cambio de tener un beneficio en los primeros años. Boca es popular y por eso los valores serán razonables. Lo único que será costoso serán los palcos que licitaremos a empresas que estén interesadas”, explicó Angelici.

“Cuando dije que la Bombonera se puede usar para jugar al tenis me sacaron de contexto y lo usaron políticamente. La Bombonera no va a desaparecer, seguirá estando y la vamos a techar y usar para diferentes eventos”, concluyó Angelici respecto del estadio.

Después realizó un balance sobre sus cuatro años como presidente, punto en el que analizó que “se hizo una gestión austera y profesional, donde duplicamos el patrimonio, bajamos el défícit operativo del club y cuadruplicamos los ingresos comerciales”.

“Hoy Boca Juniors tiene superávit todos los meses. Cerramos a favor con más de 101 millones de pesos y todavía nos falta cobrar cuatro meses de Fútbol para Todos. No estamos inscriptos en ninguna moratoria ya que tenemos los impuestos al día. Hicimos obras en el estadio, cambiamos todas las butacas de la tercera bandeja y realizando palcos nuevos”, agregó.

“También tenemos un centro de alto rendimiento en Casa Amarilla. En la zona de Ezeiza realizamos una inversión de más de 100 millones para un complejo deportivo que será el mejor de Latinoamérica y que por mezquindades políticas no pudimos inaugurar en agosto de este año”, abundó.

En cuanto al tema específico del fútbol, Angelici dijo que “quizás nos faltó ganar más cosas pero logramos dos copas argentinas y un torneo local. Incorporamos varios jugadores de primer nivel, como Carlos Tévez, pero reconozco que también cometimos errores y hay cosas por mejorar”.

En cuanto a lo que falta, dijo que “tenemos que hacer una gestión que escuche más al socio pero también tenemos que tomar nuestras propias determinaciones ya que nosotros somos lo que estamos en el día a día. Tenemos que tomar decisiones que aunque duelan hay que hacerlo y para eso vamos a cambiar en el Departamento Socios la comunicación, el socio tiene que estar más enterado de lo que pasa en el club”.

“Tampoco tenemos una buena base de datos de ellos y trataremos de que los socios tengan más beneficios y no sólo la de asistir a los partidos. También mejorar los accesos al estadio para que no pase lo del partido ante Tigre, que muchos socios y abonados se quedaron afuera y donde la seguridad policial no cumplió su función. Donde se paga a 1.200 policías los famosos adicionales pero después no se ve ese trabajo. Y tenemos que tratar de tener más seguridad privada y un equipo de élite en la justicia y en la policía para cubrir los problemas del fútbol”, indicó.

En cuanto a su relación con integrantes de la barra brava, manifestó que “nunca nos tembló el pulso con los barras para aplicar el derecho de admisión. Los que entran es porque la justicia así los dispone. Ningún dirigente quiere a los barras en el club. Pero digo lo que siempre sostuve: el Estado es el responsable político de la situación y esperemos que con este nuevo gobierno se pueda solucionar”.

Consultado si volvería a lanzar una campaña política como hizo en el 2011, con chicas con kimono y regalando símil de pasaportes para un viaje a Japón que nunca se pudo hacer, entre risas contestó que “el pasaporte se renueva cada diez años, de modo que queda tiempo y seguramente lograremos los títulos que el hincha de Boca quiere”.