Mundo

Jueves 30 de abril de 2015

A 70 años de la muerte de Hitler se mantiene el mito de que vivió en Villa la Angostura

La historia oficial asegura que el dictador nazi Adolf Hitler se suicidó junto a su esposa un 30 de abril hace 70 años en el bunker subterráneo de la cancillería de Berlín, cercado por el Ejército Rojo. Sin embargo, algunos sostienen que huyó y pasó sus últimos días en el sur argentino.

Compartir en

Después de casarse con Eva Braun, en la medianoche del 29 de abril de 1945, Hitler se suicidó al dí­a siguiente a las 15.30 de un balazo en la cabeza. Su esposa murió tras consumir una dosis de cianuro.

También el ministro de Propaganda, Joseph Goebbels, y su mujer Magda junto con sus seis hijos se suicidaron en el búnker para ser fieles al legado de Hitler, quien no querí­a ser capturado por los rusos.

Según distintos testimonios, Hitler y su esposa fueron encontrados en un sofá donde en la alfombra se habí­a formado un charco de sangre.

Los ayudantes del führer rociaron los cuerpos con gasolina, que habían sacado de algunos autos, y luego enterraron sus restos ante el avance de las tropas soviéticas.

El dictador ruso, José Stalin, tuvo dudas sobre la autenticidad de los cuerpos encontrados por los soldados soviéticos, por lo tanto mandó a una unidad especial para que ubicara sus restos el 9 de mayo de 1945.

A pesar de que el cráneo y las piezas dentales coincidían con los dos del ex lí­der nazi y su esposa, siempre surgieron dudas ya que el gobierno soviético no divulgó mayor información.

Desde entonces se construyeron numerosos mitos, uno de los cuales dice que Hitler huyó en un submarino a la Patagonia, donde se refugió en una estancia del sur argentino.

“Voy a decir una frase que nos representa: ‘La gente es libre de escribir novelas, pero las noveles no son historia’. La historia hasta ahora ha demostrado que Hitler se suicidó en el búnker de Alemania”, dijo a Télam Sergio Wieder, representante del Centro Wiesenthal para América latina.

La invasión a Polonia, que en septiembre de 1939 inició la Segunda Guerra Mundial, inició una conflagración en la que murieron unas 50 millones de personas, pero los crímenes contra la Humanidad atribuidos a Hitler siguen conmoviendo al mundo 70 después de su muerte.

En Alemania y en varios países Hitler lanzó una campaña de exterminio, especialmente contra seis millones de judí­os y contra quienes los nazis consideraban inferiores, como eslavos, negros, homosexuales y gitanos.